Solidaridad ha sido la respuesta del mundo a la última arremetida de Estados Unidos contra la revolución cubana.  Ante la escalada desestabilizadora, que se expresó en junio y julio pasados, con persistentes indicios de que Washington aplica un guion de guerra no convencional contra Cuba, una ola creciente de iniciativas de respaldo al pueblo cubano y a su gobierno constitucional ha sido la respuesta de los pueblos.  Movimientos sociales y populares, artistas e intelectuales, redes internacionales, instancias multilaterales, gobiernos y otros, han multiplicado sus demandas de respeto a la soberanía y autodeterminación del país caribeño.

Ante la prolongación del bloqueo y otras medidas coercitivas que, en plena pandemia, impone el presidente Joseph Biden, sin diferenciarse de la inquina de su antecesor, en todas partes del mundo, incluso en Estados Unidos, se han hecho públicos pronunciamientos, movilizaciones y  múltiples expresiones en defensa de la dignidad de Cuba. En esa línea, destaca la propuesta de Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, que sostiene que Cuba merece el galardón de la dignidad, por su lucha en defensa de la soberanía nacional y ejemplar resistencia de más de medio siglo enfrentando políticamente a Estados Unidos.  México ha enviado a Cuba varios buques con material sanitario, alimentos, combustibles y otros insumos indispensables.

Similares voluntades provienen de varios gobiernos del mundo, tales como Rusia, China, Vietnam, Bolivia, Venezuela, Nicaragua, Perú y otros, así como de instancias de gobiernos o mixtas, tales como la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América –ALBA-  o  el Grupo de Puebla.  Un máximo destaque merece la casi unanimidad expresada en el seno de la ONU, donde por 29 veces la abrumadora mayoría de los países del mundo (184) votan contra el cerco impuesto a Cuba, mientras el país agresor, Estados Unidos, apenas cuenta con el respaldo de 2 gobiernos de poco prestigio.

La Red de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad –REDH- expresa su reconocimiento por estas muestras de solidaridad y defensa de la dignidad de Cuba, a la vez que reitera su llamado a una vigilancia permanente frente a los intentos estadounidenses de ‘golpe blando’ contra la revolución cubana. 

Denunciamos la desinformación, que se impone a través de campañas anticubanas combinadas en los medios hegemónicos y en las redes sociales, que se multiplican a través de ‘bots’ y otras tecnologías digitales, donde se mueven verdaderos ejércitos cibernéticos, pagados con cientos de millones de dólares provenientes del erario estadounidense.

Llamamos a la unidad e integración de América Latina y el Caribe como proyecto histórico inapelable para levantar una región soberana y de paz, frenando las agresiones, intervenciones y el expansionismo de Washington.  Respaldamos la propuesta de López Obrador en el sentido de fortalecer un ‘ente regional’ en consonancia con los ideales de Bolívar.

Convocamos a pueblos y gobiernos a colocar la solidaridad por encima de la competencia, tal como Cuba ha mostrado tantas veces y más recientemente con el envío de brigadas médicas para enfrentar el Covid-19 en decenas de países.

Instamos a exigir por todas las vías posibles el cese del bloqueo estadounidense que viola los derechos fundamentales del pueblo cubano.

Nuestra América, 3 de agosto de 2021

Red de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad -REDH

Secretaría Ejecutiva de la REDH:

Aaron Kelly (Irlanda)

Alicia Jrapko (Argentina/EE.UU.)

Anarella Vélez (Honduras)

Ángel Guerra (Cuba/México)

Arantxa Tirado (España)

Ariana López (Cuba)

Arnold August (Canadá)

Arnoldo Mora (Costa Rica)

Atilio A. Borón (Argentina)

Camille Chalmers (Haití)

Carlos Alberto (Beto) Almeida (Brasil)

Carmen Bohórquez (Venezuela)

Costas Isychos (Grecia)

Darío Salinas Figueredo (Chile/México)

Eduardo Mernies (Uruguay)

Enrique Amestoy (Uruguay)

Fernando Buen Abad (México/Argentina)

Fernando León Jacomino (Cuba)

Florencia Lagos (Chile/Cuba)

Gabriela Cultelli (Uruguay)

Gilberto Ríos (Honduras)

Héctor Díaz-Polanco (México)

Hernando Calvo Ospina (Colombia/Francia)

Hildebrando Pérez Grande (Perú)

Hugo Moldiz (Bolivia)

Irene León (Ecuador)

Javier Couso (España)

Javiera Olivares (Chile)

José Ernesto Nováez (Cuba)

Karla Díaz (Chile/Venezuela)

Katu Arkonada (País Vasco/México)

Lillian Álvarez (Cuba)

Luciano Vasapollo (Italia)

Luis Britto García (Venezuela)

Luis Hernández Navarro (México)

Marco Schneider (Brasil)

Marco Teruggi (Argentina)

Marilia Guimarães (Brasil)

Nayar López (México)

Omar González (Cuba)

Orlando Pérez (Ecuador)

Pablo Sepúlveda Allende (Chile)

Pasqualina Curcio (Venezuela)

Paula Klachko (Argentina)

Pedro Calzadilla (Venezuela)

Ratko Krsmanovic (Serbia)

Sergio Arria (Venezuela)

Stella Calloni (Argentina)

Techi Cusmanich (Paraguay)

Tim Anderson (Australia)

Vicente Otta (Perú)